En una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad, te vas a encontrar con numerosos monumentos. Y En Cáceres Aldescubierto sacamos lo mejor de Cáceres para ver y conocer la ciudad.  En este artículo hacemos un repaso de algunos de los monumentos más importantes. ¿Te animas? Vamos allá.

Para empezar ¿Hasta qué época quieres viajar en el tiempo? ¿Hasta las cavernas? Si lo has pensado con la intención de que no pudieramos decirte nada que date de esa época, error. Cáceres cuenta con unas cuevas, las Cuevas de Maltravieso, que fueron ocupadas hace más de 350.000 años. Aunque no se pueden visitar hay un centro de interpretación donde encontrarás una reproducción de la cueva con las pinturas rupestres. Estas pinturas son las pinturas más antiguas encontradas hasta la fecha, son de la friolera de hace 66.700 años.

Para continuar, también podemos viajar a época romana. El Palacio de Mayoralgo, se encuentra sobre los restos de Norba Caesarina, fundada entre los años 35 y 20 a.c como una de las cinco Colonias de la Lusitania.

Siguiendo en el tiempo, de época almohade encontramos la muralla que conserva algunos sillares de la que fuera la muralla romana. Imprescindible visitar el segundo mayor aljibe del mundo ubicado en el Palacio de las Veletas, construido sobre el antiguo alcázar almohade. En este palacio y en la Casa de los Caballos se encuentra el museo de Cáceres que alberga restos arqueológicos, colecciones de bellas artes y etnografía. Resulta interesante visitar la casa museo árabe del siglo XII que conserva la estructura original y un pequeño aljibe.

También Cáceres contó con la presencia de judíos. Esto le ha llevado a formar parte de los caminos de sefarad dentro de la red de ciudades con judería de España, Caminos de sefarad. La judería vieja en lo alto de la ciudad, se compone de calles estrechas, encaladas y llenas de flores. Sin embargo en 1478 la judíos son expulsados de la ciudad antigua y se traslada en torno a la plaza mayor y aparece la judería nueva.

Sin embargo, la época de esplendor llega bajo el reinado de Isabel la Católica. La ciudad vive una época dorada con las riquezas llegadas de América. En esta época se construyen numerosos palacios y casas señoriales mientras que los pobres son mandados fuera de la ciudad, a la parte conocida como los arrabales.

De esta época se distingue el Palacio de los Golfines de Abajo. De estilo renacentista, que sirvió de estancia a los Reyes Católicos durante su visita a la ciudad. El dueño era hermano del palacio de los Golfines de Arriba, como bien puedes imaginar, de los siglos XV y XVI ¿Quieres saber cómo vivían los nobles de su época? en este palacio puedes ver los gustos, modas, creencias, ocio, a través del rico patrimonio conservado desde hace siglos.

Con todo esto, Cáceres también es una de las ciudades europeas con más presencia de títulos nobiliarios. Entre sus denominaciones es llamada “la ciudad de los mil y un escudos”, exactamente, mil trescientos escudos que se encuentran en las fachadas y también en los interiores. Esta costumbre de poner escudos o blasones en las fachadas vino de Europa y era utilizada por los gremios para marcar sus talleres. Más tarde la copiaron los nobles para marcar las casas fuertes. El motivo era mostrar a los soldados que no sabían leer, a quien pertenecía dicho palacio.

Ah y por supuesto, no podemos olvidar los monumentos religiosos, ¡con la iglesia hemos topado!. La concatedral de Santa María es el templo cristiano más importante de Cáceres. Con un exterior defensivo el interior es delicado con unas columnas estilizadas que soportan las bóvedas de crucería. Destaca el altar mayor del s.XVI realizado en madera de cedro sin policromar. Esto fue debido a que el noble que sufragaba los gastos se quedó sin recursos.

Aunque si te gusta más el arte moderno en el centro de artes visuales Fundación Helga de Alvear podrás ver más de 2000 obras de arte. Dicha fundación está considerada como una de las colecciones de arte moderno más importante de Europa.

Y por último, destacar los numerosas casas y palacios convertidos hoy en parador de turismo, restaurantes de lujo o terrazas donde parar entre visita y visita. Así que no hace falta ser un noble ni tener ningún palacio para sentirse como un auténtico privilegiado si vienes a Cáceres.

 

Para finalizar, los monumentos de Cáceres que se detallan en este articulo son palacios, casas señoriales, hospitales, torres y como no, iglesias y conventos.

A continuación te dejamos una lista con los palacios de Cáceres, de los que iremos ampliando en el blog.

  • Palacio de los Golfines de Arriba
  • Palacio de las Veletas
  • Palacio de la Generala
  • Palacio Mayoralgo
  • Palacio del Comendador de Alcuescar
  • Palacio Toledo-Moctezuma
  • Palacio de la Diputación Provincial
  • Palacio de los Condes de Adanero
  • Palacio de Carvajal
  • Palacio de Luisa de Carvajal

Después de los palacios también hay otras construcciones civiles como las casas señoriales, entre las que destacan:

  • Casa Mudejar
  • Casa del Sol
  • Casa y torre de Carvajal
  • Casa Ovando Mogollón
  • Casa de los Sanchez-Paredes
  • Casa de los Lorenzo de Ulloa
  • Casa de Sancho Sanchez de Ulloa
  • Casa de los Paredes-Saavedra y Torre de Sande
  • Casa Aldana
  • Casa del Äguila o Mansión de los Sande
  • Casa del Mono
  • Casa de los Becerra
  • Casa de los Ovando
  • Casa de los Moraga
  • Casa de los Duques de Valencia
  • Casa de los Durán de la Rocha
  • Casa de los Ribera
  • Casa de los Paredes Saavedra
  • Casa de los Pereros

Uno de los Hospitales

  • Hospital de los Caballeros

 

Y en lo referente a la arquitectura militar, se conservan varias torres a lo largo de la ciudad, que son:

 

  •  Torre de Bujaco
  • Torre de los Púltpitos
  • Torre de las Yerba
  • Torre del Horno
  • Torre Mochada
  • Torre de los Pozos
  • Torre del Aver
  • Arco del cristo
  • Torre del Postigo
  • Torre Redonda
  • Torre Albarrana
  • Torre de la Puerta del Concejo
  • Torre de los Espaderos
  • Torre Adosada
  • Torre Mérida-Oeste
  • Torre Ochavada
  • Torre del Rey

 

Arquitectura Religiosa

  • Iglesia de Santiago
  • Concatredral de Santa María
  • Iglesia de San Mateo
  • Iglesia de San Francisco Javier o de La Preciosa Sangre
  • Palacio Episcopal
  • Convento de San Pablo
  • Ermita de la Paz
  • Ermita de San Antonio
  • Monasterio de Santa Teresa de Jesús